domingo, 23 de diciembre de 2018

EL BELÉN DE LA PLAÇA SANT JAUME 2019

¡Todos a la mesa!, esa es la llamada que hace este año el belén de la plaça Sant Jaume.
Y efectivamente, lo primero que nos llama la atención es una mesa enorme preparada para celebrar una comida de fiesta y una sillas, también enormes, alrededor.














Pero... ¿Dónde están los comensales? porque las sillas están vacías.
Tras la primera sorpresa, al observar con detalle las diferentes sillas, descubrimos que cada una de ellas representa a un personaje del belén.
En la cabecera de la mesa, en una gran trona está el principal protagonista, el niño Jesús. Inconfundible con el babero con su nombre.



A su lado, la Virgen María y San José, con su martillo de carpintero.


También están el buey y la mula, aunque aquí se ha cambiado el buey por una vaca.

Un poco más allá vemos a los tres Reyes Magos.


Y también el ángel y el pastor, con su zamarra y su cayado.



Y por supuesto, no podía faltar el caganer
Este personaje siempre está en cuclillas y colocado en un rincón por lo que pasa más desapercibido, pero este año, representado por una gran silla don Pedro y con su enorme barretina, se ve nada más entrar en la plaza.



Y finalmente hay una silla que no pertenece al belén tradicional. Es la figura del abuelo, esos abuelos siempre presentes en nuestras celebraciones, incluso cuando ya no están entre nosotros. Está representado con tirantes y las patas enraizadas en la tierra.

                                             

Este montaje, una especie de poema visual en el que cada personaje del belén tradicional se ha transformado en un tipo de silla, es una creación de Sebastià Brosa.
La idea es original, rompedora y, por supesto, controvertida.

Los comentarios que se oyen son de lo más variado. Desde quien lo considera un insulto y una tomadura de pelo hasta quien admira la imaginación de dar una visión diferente y divertida.

Si quieres ver los belenes de los años anteriores, clica aquí:

2017: UN BELÉN DE ALTURA EN LA PLAÇA SANT JAUME

2016: UN BELÉN ORIGINAL Y POLÉMICO

2015: EL PESEBRE DE NAVIDAD EN UN LIBRO DE CUENTOS

2014: BELÉN EN BARCINO

2013: UN BELÉN EN LA AZOTEA

miércoles, 31 de octubre de 2018

MIRA DÓNDE PISAS (1ª parte)

Siempre se dice que para conocer bien una ciudad hay que levantar la vista para captar todos los detalles que hay en los edificios (cornisas, balcones, vidrieras, aleros...) y es verdad, pero también a veces es interesante mirar el suelo que pisamos cada día.

Una de las losetas más conocidas es la diseñada por Antoni Gaudí hacia 1904, conocida como "el panot Gaudí".


Otra muy popular es la conocida como "Flor de Barcelona", diseñada por Puig i Cadafalch. 

En principio fue creada para la Casa Ametller, pero posteriormente se utilizó para pavimentar muchas calles de la ciudad.

Con frecuencia la vemos formando curiosas combinaciones con otras losetas.


No son muy frecuentes, pero aún podemos encontrar alguna calle pavimentada con adoquines.



Y ahora vamos a ver algunos de los variados modelos que podemos encontrar si miramos el suelo de Barcelona.

Además de hexágonos, flores y adoquines hay cuadrados, círculos, topos, rayas, rombos...





Y muchas veces los encontramos en curiosas combinaciones.
Rayas con cuadrados, rayas con cuadrados y flores...



Cuadrados de diferentes tamaños y colores, cuadrados con rombos...








Seguro que hay algún modelo más y muchas más originales combinaciones.
Seguiré observando.

sábado, 15 de septiembre de 2018

"LAS PAJARITAS" DE RAMÓN ACÍN

En el cruce de la Avenida Meridiana con la calle Aragón se encuentran estas originales pajaritas de acero, obra del artista aragonés Ramón Acín (1888-1936)
Se instalaron allí en 1991, en una de las intervenciones urbanas dedicadas a remodelar y decorar algunas zonas no tan céntricas de la ciudad.



Es una réplica exacta de la Fuente de las Pajaritas realizada en 1928 que se encuentra en el parque Miguel Servet de Huesca


¡Oh pajarita de pape!
Águila de los niños
Con las plumas de letras
Sin palomo
y sin nido...

Federico García Lorca


jueves, 23 de agosto de 2018

LAS CALLES GANADORAS DE LA FIESTA DE GRACIA 2018

Este año la calle Llibertat ha ganado un merecido primer premio recreando los sonidos rurales de una granja, con sus animales.
No faltaba ni el más mínimo detalle.
La entrada a la granja con su reloj de sol en la fachada








Los dos guardianes de la granja: el perro y el espantapája-
ros.



El corral, con sus cerdos, conejos, gallinas, patos, pavos y el gallo.

 

Las mazorcas de maíz, hechas a ganchillo, colgadas secando al sol.


La parra con los cestos de uva
La noria del agua
Sólo había un ·pequeño" problema. ¡La cocina estaba invadiada por ratones!


Pero eran tan graciosos que en vez de provocar rechazo, todos se paraban a mirarlos con detalle y a fotografiarlos.


Estaban hechos con ratones de ordenador . Es sin duda un reciclaje muy original.



El segundo premio ha sido para la calle Verdi con su recreación de la antigua Roma.

Ambiente de día 
Ambiente de noche
Un acueducto y una gran escultura del emperador romano nos daban la bienvenida a la Roma clásica.


En el otro extremo de la calle estaba el dios Baco, tumbado bajo una gran parra llena de racimos de uva, junto a una fuente que manaba vino.

 Y el tercer premio ha sido para la plaza Rovira con su original sastrería.




Sombreros, vestidos, maniquíes, máquinas de coser... han convertido por unos días esta plaza en una elegante satrería.

Todos los vestidos y sombreros estaban realizados con trozos de papel.














 
Enhorabuena a los tres ganadores y a todos los demás por su participación y buen trabajo realizado.
¡Hasta el año que viene!

Si quieres ver el resto de las calles engalanadas, clica aquí: