domingo, 31 de marzo de 2019

CAN PEGUERA, LAS "CASAS BARATAS" DEL TURÓ DE LA PEIRA

En el barrio del Turó de la Peira todavía pervive uno de los cuatro grupos de "casas baratas" construidos en Barcelona durante la dictadura de Primo de Rivera.



Estas viviendas se construyeron para reubicar a las familias que habían sido desalojadas de las barracas de Montjuic y para alojar a los obreros que venían a trabajar en las obras de la Exposición Universal de 1929.



El nombre de este grupo de viviendas ha ido cambiando según la situación política del momento.
Durante la 2ª República se llamaba "Giner de los Ríos", durante el franquismo, "Ramón Albó" y en la actualidad "Can Peguera".




El nombre de "Can Peguera" proviene de una antigua masía del barrio, llamada así porque en ella se fabricaba pegamento con la resina que se extraía de una pineda cercana.



En la actualidad se conservan 657 viviendas de planta baja, de entre 49 y 63 m2.



Gracias a la movilización vecinal se ha conseguido que estas viviendas no sean demolidas, como ha ocurrido con las de los otros 3 grupos.



La Asociación de Vecinos luchó durante muchos años para mejorar las condiciones de vida del barrio, finalmente el Ayuntamiento decidió salvarlas de la piqueta y actualmente presentan un aspecto digno, muy cuidado y bien conservado.


Ahora es el único ejemplo que queda en la ciudad de esos grupos de "casas baratas" unifamiliares tan característicos del panorama urbano de los años 20.





Paseando por sus calles se respira una tranquilidad que nos recuerda el ambiente de un pueblo.




En algunas fachadas de la calle Darnius hay unos curiosos grafitti.

En un extremo del barrio está la plaza de San Francisco Javier.
De allí parten las escaleras que dan acceso al Parque del Turó de la Peira.

.

Al subir por las escaleras se tiene una visión general de los tejados de las casas que contrasta con los bloques altos que dominan los barrios de alrededor.



Los otros tres grupos de viviendas eran  los de "Eduardo Aunós", en Can Tunis, "Milans del Bosch" en el Bon Pastor y "Barón de Viver".

El Plan General Metropolitano (PGM) de 1976 decidió derribarlos y ninguno de ellos existe actualmente.

Tan sólo en el Bon Pastor se han conservado 16 casas para crear una casa-museo que mostrará la evolución de la vivienda obrera en Barcelona.

5 comentarios:

  1. Pues está muy bien que se haya podido conservar el barrio actualizando las condiciones del mismo.
    Buen reportaje.

    podi-.

    ResponderEliminar
  2. Debajo las escaleras está el refugio antiaereo que tiene dos entradas, y por una de ellas se puede entrar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Molt maco el reportatge, Maite. Gràcies

    ResponderEliminar
  4. Que bé, Maite! Sempre em fas descobrir aspectes nous de la ciutat. Felicitats!

    ResponderEliminar
  5. Blogueando, he encontrado estos blogs de Barcelona y me voy a quedar por aquí. Amó esta ciudad, en ella viví varios años muy feliz, mis mejores amigos siguen allí y sigo reuniéndome con ellos.
    Bueno, a lo que iba, me ha encantado tu recorrido por estas casas, los grafitis me encantan.
    Encantada de haberte conocido.

    ResponderEliminar