lunes, 14 de marzo de 2016

UN PEQUEÑO GRAN HALLAZGO

Paseando por el Ensanche, esa maravillosa cuadrícula ideada por Ildefons Cerdà, siempre encontramos algún detalle arquitectónico que nos llama la atención.
En uno de mis paseos, al alzar la vista, me pareció distinguir en lo alto de un edificio unos angelitos y los fotografié para hacer una nueva entrada de la serie "Barcelona tiene ángel".



Al ampliar la fotografía vi que no eran angelitos, ya que no tienen alas, pero... ¡Sorpresa!

Descubrí a unos encantadores niños, uno de los cuales sostiene el caduceo de Hermes. Se puede distinguir perfectamente la vara con las dos serpientes enroscadas y coronada con las dos alitas.



En el otro extremo, otro niño sostiene la rueda dentada de la industria, un símbolo que también encontramos con frecuencia haciendo compañía a Hermes.


No es extraño encontrar estos símbolos en algunas casas del Ensanche, ya que en ellas vivían empresarios relacionados con la industria y el comercio.

La Industria
El Comercio

10 comentarios:

  1. Caramba....esta si que es buena ¡
    Felicidades ¡
    Salut

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias!
    Pasear por Barcelona siempre te dapara sorpresas.
    Pensaba "cazar" un angelito y me encontré con un precioso caduceo de Hermes.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias, Enrique.
      Tú también te fijas mucho en los detalles y haces hallazgos interesantes.
      Hasta pronto

      Eliminar
  4. Maite te pasa como a mi vamos mirando todos los rincones. Bonito símbolo. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. MOltes gràcies per la dedicatoria ;)

    petons

    ResponderEliminar