sábado, 30 de abril de 2016

TODO CABE EN UN BESO

Un paseo por la playa, 
las nubes de un cielo azul, 
el vuelo de una gaviota,
el azar de un reencuentro, 
la sonrisa de un niño, 
descubrir un paisaje nuevo, 
los colores del otoño, 
jugar con la nieve,
una puesta de sol,  
una reunión de amigos, 
recordar las vacaciones, 
una mirada cómplice,
nuestra ciudad favorita, 
una noche de fiesta,
la explosión de la primavera...
Todo, absolutamente todo,
cabe en un beso.

Todo eso y mucho más es lo que puede verse en el fotomosaico mural "El mundo nace en cada beso", obra del artista Joan Fontcuberta, inaugurado en julio de 2014.



Las imágenes que componen el mosaico fueron cedidas por los ciudadanos y, gracias a un programa informático que selecciona las fotografías según el color, se ha compuesto el mural con 4.000 azulejos.


Este fotomosaico está formado por 80 columnas y 50 filas de imágenes, mide 8 metros de largo por 3'8 de ancho y ocupa 30 m2.


Si miramos el mural de cerca podemos ver con detalle las miles de fotografías que lo componen, pero tal como nos vamos alejando, distinguimos claramente la forma de unos labios que se unen en un beso.


La obra es un símbolo de unión, amor, afecto, libertad y alegría de vivir.


Esta original instalación artística se encuentra en la plaza Isidre Nonell, muy cerca de la Catedral y cada día capta la atención de los miles de turistas que pasan por allí, convirtiéndose así en un nuevo icono de la ciudad.

3 comentarios:

  1. Es preciós Maite, no coneixia l'existència d'aquest mural. L'aniré a veure en directe, ja que m'ha semblat molt atractiu.
    Tu no paris de caminar, i oferir-nos després el teu acurat resultat.
    Una abraçada !!!

    ResponderEliminar