domingo, 23 de diciembre de 2018

EL BELÉN DE LA PLAÇA SANT JAUME 2019

¡Todos a la mesa!, esa es la llamada que hace este año el belén de la plaça Sant Jaume.
Y efectivamente, lo primero que nos llama la atención es una mesa enorme preparada para celebrar una comida de fiesta y una sillas, también enormes, alrededor.














Pero... ¿Dónde están los comensales? porque las sillas están vacías.
Tras la primera sorpresa, al observar con detalle las diferentes sillas, descubrimos que cada una de ellas representa a un personaje del belén.
En la cabecera de la mesa, en una gran trona está el principal protagonista, el niño Jesús. Inconfundible con el babero con su nombre.



A su lado, la Virgen María y San José, con su martillo de carpintero.


También están el buey y la mula, aunque aquí se ha cambiado el buey por una vaca.

Un poco más allá vemos a los tres Reyes Magos.


Y también el ángel y el pastor, con su zamarra y su cayado.



Y por supuesto, no podía faltar el caganer
Este personaje siempre está en cuclillas y colocado en un rincón por lo que pasa más desapercibido, pero este año, representado por una gran silla don Pedro y con su enorme barretina, se ve nada más entrar en la plaza.



Y finalmente hay una silla que no pertenece al belén tradicional. Es la figura del abuelo, esos abuelos siempre presentes en nuestras celebraciones, incluso cuando ya no están entre nosotros. Está representado con tirantes y las patas enraizadas en la tierra.

                                             

Este montaje, una especie de poema visual en el que cada personaje del belén tradicional se ha transformado en un tipo de silla, es una creación de Sebastià Brosa.
La idea es original, rompedora y, por supesto, controvertida.

Los comentarios que se oyen son de lo más variado. Desde quien lo considera un insulto y una tomadura de pelo hasta quien admira la imaginación de dar una visión diferente y divertida.

Si quieres ver los belenes de los años anteriores, clica aquí:

2017: UN BELÉN DE ALTURA EN LA PLAÇA SANT JAUME

2016: UN BELÉN ORIGINAL Y POLÉMICO

2015: EL PESEBRE DE NAVIDAD EN UN LIBRO DE CUENTOS

2014: BELÉN EN BARCINO

2013: UN BELÉN EN LA AZOTEA

5 comentarios:

  1. És cert que és original, cada any es superen en originalitat, però a mi em continua agradant més el pessebre clàssic, algun any l'ajuntament ho podria tenir en comte, per fer content a tothom! Bon Nadal, Maite!!!

    ResponderEliminar
  2. Hombre el Caganero es curioso, su silla tiene el agujero de defecar butifarras, no se porque no le han colocado el orinal... no creo interesante que se cage sobre el embaldosado modernista que cubre el escenario del "auca" a no ser que tenga mensaje encriptado, y conociendo al sr.Picharel.lo y la sra, Colau no me extrañaría nada.

    ResponderEliminar
  3. Com sempre m'has mostrat allò que jo no he pogut anar a veure aquest any!. Moltes gràcies Maite i molt bon any!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué lujo poder haber fotografiado el Belén sin gente! Las veces que lo he intentado yo estaba abarrotado, entre las sillas, alrededor de la mesa,... imposible percatarse de todo lo que nos has explicado ni de apreciar nada. No sé porqué se permite subir "al comedor".

    podi-.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que fue fácil. Tuve que ir varias veces, a diferentes horas, hasta conseguir todas las fotos. Pero al final logré hacerlas más o menos bien.

      Eliminar