lunes, 18 de mayo de 2020

SENTIMIENTOS EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Un relato sobre cómo nos sentimos o nos hemos sentido durante el confinamiento, inspirado en los títulos de 49 libros.

En estos días parece que vivimos en un mundo que agoniza, en un tiempo de silencio. A veces nos invade el desasosiego y el corazón se llena de impaciencia y de tinieblas.

Noticias de gente que muere, imágenes de muerte en Venecia y otras ciudades nos recuerdan los tiempos del cólera y la peste.

Nos sentimos temerosos, como en un territorio comanche, amenazados por un rayo que no cesa, vulnerables como una mujer en guerra.

Frágiles como hojas de hierba, absurdos como nadadores en el desierto, desubicados como un marinero en tierra.


Tras pasar las horas en un largo silencio, a veces parecemos la loca de la casa.



Y mientras vivimos esta historia que parece interminable, a veces nos sentimos solas.


Pero sabemos que esa soledad no durará cien años y hemos aprendido que se puede ser feliz y disfrutar de la vida a pesar de estar solo.

Realmente estos días soplan aires difíciles, pero no perdemos las ilusiones de que vendrán tiempos mejores.

Y por fin un día podremos irnos de casa a donde el corazón nos lleve para reunirnos con nuestros grandes amigos.







Pasearemos sobre el césped y la hojarasca o junto a las rocas y el mar, buscando conchas marinas.




Y disfrutaremos de la amistad, de la fiesta y del primer trago de cerveza y otros pequeños placeres de la vida.



Mientras tanto intentaremos vivir estos días con sentido y sensibilidad y haremos buenos propósitos para ser mejores.




Descubriremos en la calma de nuestro hogar la ciencia de la dicha y los secretos de la felicidad.



Aprenderemos el oficio de vivir, a atrapar el día y disfrutar del momento y comprenderemos que la vida iba en serio.



Y cuando esto acabe, ojalá tengamos una visión más amplia de todo lo que nos rodea y podamos decir: Yo estoy bien, tú estás bien y, a pesar de todo, confieso que he vivido.



2 comentarios:

  1. Muy lograda la conexión.
    Sólo he abierto tres, y para vosotros volver a releer.
    Política de Aristóteles, traducida por Julián Marías; 2666, de Roberto Bolaño, porque es más que obligada en estos momentos; Masa y Poder, de Elías Canetti, para que sepamos que es lo que nos quieren decir cuando hablan de inmunidad de rebaño.
    Un abrazo
    Salut

    ResponderEliminar
  2. La première gorgée de bière es uno de mis libros preferidos!
    Estoy muy de acuerdo contigo!
    Al final podremos decir "Confieso que he vivido"!

    ResponderEliminar